La casa de madera: del diseño a la entrega de llaves. Saber más →

Guía legal completa para construir una casa de madera

Leer el texto te llevará a: 5 minutos

¿Cuándo es necesario tener el permiso para construir una casa de madera?

En la actualidad hay unos indicadores que te pueden decir si realmente necesitas permisos para una casa de madera.

Lo primero que debes saber es si la casa que quieres construir es un bien mueble o inmueble. Si no sabes muy bien cuál es la diferencia, a continuación, te la explicamos:

  • En el caso que la casa de madera vaya anclada en el suelo con, por ejemplo, cimientos, se trata de un bien inmueble. Son casas que disponen de toma de luz y abastecimiento de agua pública. Es decir, para su construcción y colocación es necesario que pidas permisos para una casa de madera y cumplir con los requisitos que se recogen en la Ley Orgánica de Ordenación de Edificios (LOE) y en el Código Técnico de la Edificación (CTE). En realidad, son los mismos permisos que se requieren para construir una casa normal. Como recalca la normal, solo es posible construir la casa de madera en suelo urbanizable.
  • En el caso que la casa no esté anclada al suelo ésta tiene consideración de bien mueble, por lo que no hace falta que se pidan los permisos para una casa de madera. Este tipo de bienes muebles son casas móviles para las que, sin embargo, hace falta otro tipo de permisos y licencias, aunque no de obra. La legislación en este apartado es más flexible que la anterior, además de permitir cambiar la ubicación de este tipo de bienes muebles.

¿Cuáles son los permisos para una casa de madera que necesitas?

Debes tener en cuenta que existe una normativa específica para las casas de madera. Esta cambia según el ayuntamiento y la región. Ten en cuenta que hay algunas que son más estrictas porque temen que dar vía libre a la ubicación de este tipo de casas de madera puede derivar en asentamientos difíciles de controlar.

Hay países en el mundo, como el caso de los Estados Unidos, en que la normativa es más clara en este sentido. Por ejemplo, es obligatorio que las casas de madera cumplan con unos exigentes estándares de calidad y estar preparadas para sufrir inclemencias del clima como son los tornados o los huracanes.

En cambio, en España, si la casa se encuentra anclada en el suelo es necesario que disponga de célula de habitabilidad y de las concesiones de agua, luz y desagües del ayuntamiento y la red eléctrica. Es imprescindible que la construcción cuente con la intervención de un arquitecto y un aparejador.

Sin embargo, en el caso de las casas de madera móviles que sean autosuficientes y no se encuentren ancladas en el suelo se considerarán bienes muebles. A efectos legales es como si se tuviera una caravana y se quisiera ubicar en una parcela.

¿Cuáles son las dimensiones que puede tener una casa de madera?

Como ya hemos ido comentando a lo largo del artículo, no hay una ley que regule de forma exacta los permisos para una casa de madera ni lo grande que puede ser. En realidad, esto es algo que las propias comunidades autónomas regulan y hasta puede que la legislación y los detalles cambien de una provincia a otra.

Sin embargo, un aspecto queda claro: todo el mundo tiene el derecho de explotar y obtener beneficio de un terreno que es de su propiedad, siempre que se atiendan las características y calificación de este terreno. En el caso que tengas un terreno rústico (no urbanizable) con algún tipo de vegetal o árbol frutal plantado que requiere de atención y cuidado frecuente, que se encuentre lejos de tu residencia habitual, la ley permite que se construya una vivienda en el terreno rústico en el caso que sea imprescindible para mantener la actividad agrícola o ganadera que allí se desempeñe.

Por ejemplo, en la Región de Murcia se recoge que para poder construir una vivienda unifamiliar el terreno en cuestión debe contar con al menos una hectárea, de la cual el 80% se tiene que dedicar al cultivo, y el 20% restante se puede edificar (siendo este nunca superior a los 300 metros cuadrados).

Castilla-La Mancha es parecida al ejemplo anterior: se puede construir una vivienda unifamiliar en un suelo rústico reservado siempre que el propietario tenga una parcela de cómo mínimo una hectárea, y la ocupación del inmueble sea como máximo de 200 m². Además, si se encuentra en un suelo rústico protegido, es necesario que el propietario cuente con una parcela de como mínimo 3 hectáreas, y que la ocupación máxima de la vivienda sea de un 2% de ese terreno.

Adquirir un terreno rústico para construir la casa de madera puede resultar mucho más barato que comprar un terreno urbano o urbanizable. Eso sí, ten en cuenta que el terreno rústico tiene que ser de cómo mínimo una hectárea para que puedas construir. Lo que puedes hacer es empezar a cultivar en este, y que requiera de un mantenimiento constante. Es una manera de estar seguro que la ley te da permiso para poder construir una vivienda, ya sea una casa de madera, en el terreno que adquieres.

Si quieres construir una casa de mayor tamaño, es necesario que obtengas más espacio edificable por medio de un terreno de mayor tamaño, ya que la ley en este aspecto es muy clara.

¿Qué estancias puedes añadir a tu casa?

Como hemos comentado en el punto anterior, es fundamental que tengas en cuenta que los bienes muebles que se construyen en terrenos rústicos tienen una serie de limitaciones. Es decir, no puedes construir todo lo que tú quieras, sino que la ley estipula unos máximos que puedes construir.

Por ejemplo, en el caso que comentábamos de Castilla-La Mancha solo se puede construir el 20% de un terreno rústico, ya que el resto tiene que destinarse a cultivo (siempre que no sea un terreno protegido porque en esta situación la ley es mucho más estricta).

Es por eso que, siempre que te encuentres en los límites de los que estamos hablando, no vas a tener problemas en añadir más habitaciones, garajes o almacenes a tu vivienda.

Si tienes claro que querrás construir una vivienda de mayor tamaño con el paso del tiempo, te recomendamos que adquieras un terreno rústico mayor para poder construir tu casa de madera.

Legislación que permite construir una casa de madera

Como ya hemos comentado en apartados anteriores, el tener una casa de madera que no está anclada en el suelo es, a efectos legales, como si se tuviera una caravana que se quiere ubicar en una parcela.

El artículo 335 del Código Civil habla en estos términos de las viviendas de las viviendas modulares: “Son bienes muebles los que se pueden transportar de un sitio a otro sin menoscabo de la cosa inmueble a la que estuvieran unidos”.

¿Cuáles son los permisos que se necesitan para construir una casa de madera?

Antes de comprar un terreno en suelo rústico con la idea de construir, es esencial que consultes tanto la normativa autonómica como el plan urbano del ayuntamiento para conocer la calificación del terreno y las condiciones de edificabilidad.

En el caso que se dé luz verde para avanzar, es necesario que se encargue a un arquitecto la elaboración de un proyecto de obra detallado, que se remitirá al consistorio junto con la solicitud del permiso.

Si el ayuntamiento considera que cumple con los requisitos, la solicitud se remite a la consejería de urbanismo de la comunidad autónoma para que dicte una resolución al respecto de acuerdo a su reglamentación.

En el caso que la respuesta sea positiva, el ayuntamiento entregará el permiso y el propietario abonará las tasas que correspondan.

¿Qué es lo que pasa si edifico una casa de madera sin permisos y la ley no me lo permite?

En el caso que construyas una casa de madera en suelo rústico de forma ilegal, debes tener en cuenta que estas prescripciones cuentan con dos dimensiones: una penal y otra administrativa.

La dimensión penal es en la que se realiza una obra sin licencia en suelo rústico. Es un delito que puede tener las siguientes consecuencias:

  • Ser condenado por un delito contra la ordenación del territorio con penas de prisión de 1,5 años a 4 años de cárcel.
  • Ser condenados a la demolición de la obra.
  • Ser condenados al pago de indemnizaciones a quienes pudieran haber sido afectados.
  • Ser condenados a la inhabilitación profesional de 1 a 4 años a promotores, constructores o técnicos directores que hayan llevado a cabo las obras.

La dimensión administrativa puede acarrear las siguientes consecuencias:

  • Una sanción económica.
  • Demolición de la obra.

Como puedes ver, no es posible edificar de cualquier manera. Aunque se trate de un bien inmueble, hay una legislación que se debe cumplir.

Volver al comienzo

Resolveremos todas tus dudas

¿Qué incluye el precio, puedo construir en mi terreno, pasaré frío o calor dentro?... Nos encantará explicártelo todo..

×

Hemos salido un momento, volveremos enseguida contigo

Déjanos tu teléfono y horario preferido de llamada
Casi todas nuestras casas se hacen a medida para cada cliente, manteniendo nivel de precio y tiempo de entrega. Aprovecha nuestro servicio gratuito de diseño a medida y cálculo de presupuesto; para conocer la casa de madera con que sueñas.
Ley de protección de datos Es un requisito de la Unión Europea. Sin él, no podremos responderte.
×

Envíanos tu propuesta

Ley de protección de datos Es un requisito de la Unión Europea. Sin él, no podremos responderte.
×

×